Pádel, el imán del marketing y de las relaciones públicas

Pádel 2

El crecimiento del pádel en los últimos años es practicamente imparable, pero dentro de su crecimiento a nivel deportivo, cada vez son más las marcas que se suman a él para promocionar su imagen y darse a conocer.

¿Por qué es tan efectiva esta mezcla entre el pádel y las marcas? Sin entrar en aspectos específicos del marketing, la razón es clara: por el binomio inseparable que forman los términos pádel y empresa. En la mayoría de clubes, en la mayoría de partidos, se establecen relaciones entre empresas que potencian a las marcas patrocinadoras que no quieren perder esta oportunidad.

En España hay más de 4.000.000 millones de jugadores, 1.7 millones de ellos lo hacen de manera habitual y un 30% de los practicantes son mujeres, lo que supone un porcentaje mucho más amplio respecto al resto de deportes, por lo que las marcas relacionadas con la mujer prefieren este deporte a cualquier otro.

Además, otro aspecto a tener en cuenta es el rango de edad en el que se encuentran los jugadores de pádel, que sin duda alguna es el más amplio de todos los deportes, ya que te puedes encontrar desde jóvenes promesas hasta personas muy veteranas que se alejan de aquellos deportes que no cuentan con participantes más allá de los 35-40 años. Todo esto, amplía el espectro de marcas mucho más.

No hay nada mejor que el deporte como herramienta de marketing y de relaciones públicas, pero, a juzgar por los datos y características del pádel, no hay deporte mejor que este para promocionarse. Es, sin ninguna duda, el deporte que recoge las características perfectas para las marcas que quieran darse a conocer o posicionarse en altos niveles, así como para la relación entre ellas. Ahora, la pregunta es clara, ¿dónde está el límite de esta retroalimentación entre el pádel y el marketing? El futuro lo dirá.

9 empresas aguardan con ansia la llegada del Máster Final

El pádel femenino derriba la puerta