El pádel femenino derriba la puerta

pelotas padel Expansion

Si echamos la vista atrás, veremos como cuando el pádel empezaba a florecer todo el mundo hablaba de este deporte como una moda pasajera, pero a día de hoy, nada más lejos de la realidad, el pádel ya no es una moda, es uno de los deportes favoritos de los españoles.

Según el Anuario de Estadísticas Deportivas 2017 realizado por el Ministerio de Deportes, el pádel es uno de los deportes con mayor crecimiento en los últimos cinco años, con un 3,7%. Pero dentro de este crecimiento, llama mucho la atención un dato, el crecimiento en el apartado femenino. En el último lustro, el número de chicas que juegan al pádel ha ascendido un 1,3%, siendo el cuarto deporte elegido por el público femenino como práctica semanal, después de la natación, el atletismo y el ciclismo.

Hace años que el padel comió terreno al tenis y se convirtió en un deporte mucho más accesible para todo tipo de públio ya que cuenta con un material básico mucho más barato que el deporte de raqueta.

Pero no solo como hobby se ha notado el aumento en la práctica del pádel, también lo ha hecho a nivel federativo. En los últimos cinco años se han federado más de 20.000 mujeres, lo que supone más del 30% del total de los registros. Una de las claves de esto, es que el pádel se empieza a jugar desde edades muy tempranas, ahora hay escuelas, existe un circuito de menores, por lo que cualquier niña puede aprender a jugar desde la primera vez que coja una pala.

Cuando estos niños y niñas lleguen al circuito profesional, se encontrarán con un pádel femenino que ha evolucionado muchísimo y al que estarán completamente adaptados, tanto que, comparativamente, lo ha hecho mucho más que el tenis en los últimos 25 años.

 

Desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) también se ha impulsado este deporte y la Federación Española de Pádel realiza cursos relacionados con la mujer y el pádel, enfocado a monitoras y mujeres docentes que tiene dos fases: formación/entrenamiento de técnicas y clínics para mujeres de iniciación.

En definitiva, el pádel femenino pronto encontrará la igualdad total con el masculino, cerca está de conseguirlo.

Pádel, el imán del marketing y de las relaciones públicas

El tremendo valor empresarial del mejor circuito de pádel de empresas