Cómo cumplir los propósitos de Año Nuevo sin desfallecer en el intento

Diseñado por Freepik

Ha llegado el nuevo año y con él la vuelta a la rutina y al trabajo para muchos de nosotros tras unas merecidas vacaciones. Pero también el momento de enfrentarnos a los propósitos de Año Nuevo sin desfallecer en el intento.

La vuelta al trabajo, los horarios en la empresa, la familia, el transporte… son muchas las ocupaciones que nos hacen difícil poder crear nuevos hábitos en nuestro día a día, por eso es importante establecer un plan de acción que nos ayude a lograrlo.

Si antes de las fiestas te proponíamos distintas ideas para tus propósitos de Año Nuevo, ahora que ha llegado el momento de llevarlos a cabo queremos ayudarte a lograrlo con unos consejos que los hagan más llevaderos.

  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

El refranero popular es sabio y, en este caso, vuelve a demostrar que en muchos casos esos refranes son aplicables en la actualidad. Es importante empezar cuanto antes a lograr nuestros objetivos y crear el hábito, porque cada día que lo dejemos pasar daremos más peso a las excusas hasta convencernos de no llevar a cabo los propósitos que nos habíamos marcado.

Los estudios dicen que solo necesitamos 21 días de media para establecer un hábito, ¡empecemos por el primero!

  • Márcate metas realistas

Si te has propuesto correr 10km o participar en un torneo de pádel pero nunca has corrido o llevas poco jugando al pádel es mejor marcar objetivos más asequibles. Por ejemplo, aumentar medio kilometro de carrera al mes o dar clases y mejorar tu técnica de pádel.

De esta forma tus metas no parecerán imposibles y te motivará ir cumpliendo los objetivos.

  • No desfallezcas

Si fallas o incumples uno de tus propósitos, por ejemplo no haces deporte uno de los días marcados, vuelve a intentarlo el siguiente día. No dejes que un mal día arruine los propósitos de todo un año.

  • Comparte tus objetivos.

Si compartes con alguien tus propósitos te será más fácil lograrlos. Si además esa persona se marca conseguir lo mismo os resultará más fácil lograrlo, ya que os daréis apoyo mutuo.

Si no quieres compartirlo con nadie, apúntalo en un cartel para no perder de vista tus objetivos y mantenerlos siempre en la mente.

La vuelta a la rutina después de la pausa de Navidad es el momento perfecto para cambiar de hábitos y conseguir nuestros objetivos ¡ánimo y a por ello!

2017: un año para el recuerdo

¿Sabes cómo paliar las consecuencias de un trabajo sedentario?